EL LIRIO BLANCO

Publicado: 16 julio, 2018 en Comuniación

Las misiones espaciales del futuro no siempre serán sencillas y exentas de problemas. En este caso a los dos protagonistas de la historia la investigación de un cometa se complica y la misión queda comprometida. Poco a poco se descubre que no todo es lo que parece y que algunas de las soluciones que plantean son todo un dilema.

Lo mejor de este White Lily de Tristan Ofield, presentado por el Dust es quizá la ambientación, porque con poco consigue mucho en cuanto al espacio en el que se mueven los personajes. Los efectos especiales también están muy bien y cumplen con su cometido.

También es gracioso que en el siglo nosesabe las soluciones sean más o menos las mismas que en el XXI.

Fuente: microsiervos.com

Anuncios

MOTO CON MOTOR DE AVIÓN

Publicado: 13 julio, 2018 en Comuniación

La motocicleta de TMCD (Tarso Marque Concepts Dumont) es varias veces alucinante: por llevar un motor de avión, por las ruedas sin cubo y porque es absurda, además de ser todo un desafío técnico que se paga con la imposibilidad de hacer giros ni nada remotamente parecido.

Pero es una moto con motor de avión Rolls Royce de 300 CV y ruedas sin cubo. Es una moto con motor de avión Rolls Royce de 300 CV y ruedas sin cubo.

Fuente: microsiervos.com

https://player.vimeo.com/video/235539404

La idea es de un empresario francés y podría no ser tan descabellada si la tecnología lo permite.

“Link & Fly” es como se llama la propuesta de Akka Technologies y consiste en “trenes voladores”: el avión toma tierra, se desconecta de las alas y se dirige a la terminal correspondiente todavía con los pasajeros a bordo.

Mientras tanto se pone combustible en las alas y llega otro de los “aviones sin alas” desde la terminal, ya con los pasajeros a bordo; se conecta automáticamente a las alas y sale volando, probablemente mientras todavía los pasajeros del vuelo anterior no han terminado de desembarcar.

El concepto es aplicable también para aviones de carga.

No es algo que vayamos a ver de aquí a mañana, pero en Akka Technologies lo tienen muy claro: “Después de que los coches autónomos la próxima gran interrupción tendrá lugar en los aviones”, según recoge Bloomberg.

Pero incluso Akka Technologies —la compañía de donde procede la idea— reconoce que no es probable que convenza a ningún fabricante de aviones para que haga suyo el concepto.

Pero ahí queda como idea rompedora que llame la atención y quien sabe si entera o en parte acabe en los aviones comerciales del futuro.

Fuente: microsiervos.com

JeSuisRodillasEn el verano de 2017 la asociación estadounidense FlyerRights consiguió que un juez obligara a la Administración Federal de Aviación, más conocida como FAA por sus siglas en inglés, a estudiar si es un problema de seguridad que los asientos de los aviones estén cada vez más juntos y que además sean cada vez más pequeños y si por ello era necesario dictar normas al respecto.

Y es que no es una impresión tuya, en especial si te sales de la media en cuanto a tu longitud y/o ancho: según cifras de la asociación la anchura de los asientos se ha visto reducida de 47 centímetros a principios de los 2000 a poco más de 43 alrededor 2015. Pero es peor lo del espacio entre filas, que se ha visto reducido en 10 centímetros de media, pasando de 89 centímetros a 79, e incluso a sólo 71 centímetros en algunas aerolíneas.

Pero la respuesta de la FAA [PDF]a FlyerRights es que no ve que sea necesario regular nada. Básicamente porque según ellos entre que el avión se detiene y se abre alguna de las puertas van a pasar al menos 10 segundos, más aún si es una salida de emergencia sobre las alas, y que eso hará que se forme una cola a la salida, con lo que aunque te pudiera costar un poco más salir del asiento tampoco pasa nada.

La asociación va a recurrir porque dicen que las pruebas de evacuación a las que hace referencia la FAA no incluyen pasajeros de distintos tipos como por ejemplo ancianos y niños o personas con movilidad reducida que en caso de emergencia podrían ralentizar todo, y que tampoco tienen en cuenta factores como el pánico que se puede desatar en esos casos, o cosas como el tamaño de los pasajeros, que desde luego en los Estados Unidos está creciendo.

Así que todo parece indicar que nos quedan años aún de seguir viajando como sardinas en lata… incluso en aerolíneas que no son precisamente de bajo coste.

Fuente: microsiervos.com

Puede sonar a broma pero la Sociedad Americana de Microbiología lleva varios años convocando Agar Art, un concurso en el que artistas de todo el mundo participan con imágenes creadas con microbios sobre una base de agar-agar en placas de Petri.

El proceso consiste en depositar bacterias del color adecuado –ya sea porque tienen ese color de forma natural o porque han sido modificadas para tenerlo– sobre el agar de tal forma que cuando crezcan reproduzcan la imagen buscada. En el vídeo de arriba María Peñil Cobo usa unos lazos hechos con titanio y también una pipeta para crear un diente de león.

Y los resultados son impresionantes:

Agar Art variado

La primera imagen es Great Wave Of Candida de Cristina Marcos-Arias; la segunda es la mano de un niño de ocho años al volver del patio, concretamente la mano del hijo de Tasha Sturm; la tercera es Flowering Sunshine de Manal Hamed; y las dos últimas son Alexander Flamingo Under a Cherry Tree por Tatsuya Akiyama y Rhonda Craver y Cell to Cell por Mehmet Berkmen y Maria Pernil, precisamente los que salen en el vídeo de arriba.

Fuente: microsiervos.com

Pero, a ver… ¿esos «ordenadores cuánticos» van a ayudarme a hacer los deberes?

Wired tiene una estupenda sección titulada 5 Levels en la que profesionales de diferentes áreas explican en cinco niveles de dificultad un concepto a cinco personas diferentes: niños, adolescentes, estudiantes, graduados y profesionales.

El reto al que se enfrentan es interesante porque las explicaciones de conceptos muy complejos, como la computación cuántica o el mapa de las conexiones neuronales del cerebro o las técnicas CRISPR, que incluso para los profesionales son difíciles de entender han de destilarse una y otra y otra y otra vez hasta despojarlas de la palabrería técnica o los detalles no-tan-importantes, utilizando metáforas, conceptos más básicos todavía y sentido común.

Hace tiempo di vueltas a una idea similar pero aplicada a los artículos publicados en páginas web, de los que habría que escribier dos o más versiones y luego se pudiera elegir entre «normal», «más fácil» o «mucho más fácil». Wikipedia tiene algo similar con sus versiones normales en inglés e inglés llano (compáranse los artículos Segunda Guerra Mundial en inglés y Segunda Guerra Mundial en inglés llano.)

La serie de Wired está muy al día, con explicaciones sobre la tecnología blockchain o la realidad virtual, pero también hay otros más «clásicos» como la armonía musical. La «primera temporada» tiene ya seis episodios.

Se pueden ver todos ellos –y la lista va a aumentando– en Wired: 5 Levels o buscando wired in 5 levels of difficulty en YouTube.

Fuente: microsiervos.com

La última versión del robot Cheetah, la tercera, es capaz de sortear obstáculos y subir y bajar escaleras sin utilizar cámaras de visión artificial ni sensores para analizar el entorno de forma remota.

En cambio Cheetah 3 utiliza lo que los investigadores llaman “locomoción ciega” que es algo parecido a extender los brazos en una habitación oscura para avanzar utilizando el tacto y no la visión.

El objetivo de este desarrollo consiste precisamente en hacer posible que el robot pueda moverse en entornos difíciles y peligrosos como zonas de desastre.

Hay muchas situaciones imprevistas en la que un debería resultar útil sin depender demasiado de la visión y de que la luz y entorno sea el adecuado para que funcionen los sistemas y sensores artificiales, dice el diseñador del robot, Sangbae Kim.

“La visión puede ser escasa, poco poco precisa y a veces simplemente inexistente. Si confías demasiado en la visión el robot tendrá que ser muy preciso en sus movimientos y al final resultará lento. Así que hemos hecho que el robot dependa más de la información táctil y de esa manera sortear los obstáculos imprevistos a más velocidad”.

Fuente: microsiervos.com