UN HOMBRE ENTRE COSPEDAL Y SANTAMARÍA

Publicado: 24 abril, 2014 en Comuniación

A verlas venir. Esta es la política económica que está llevando Rajoy, ese hombre escondido entre dos mujeres: Cospedal y Santamaría. Consiste básicamente en sentarse y esperar a que Europa o las economías emergentes nos arrastren y nos saquen del hoyo, ya sea vía exportaciones –vendiendo nuestros productos en el extranjero- o vía turismo.

Imagen

Lo que está claro es que ni usted ni yo les importamos –o, lo que es lo mismo, no les importa el consumo interno-. ¿Y saben cuál es el problema principal? Que sin consumo interno no se van a crear puestos de trabajo. Además de que nuestras vacías arcas estatales no se van a ver llenadas con impuestos para poder mejorar en sanidad y educación.

Para que nuestra economía crezca tiene que haber gente que tenga capacidad para comprar y así empiece la producción a moverse. Y esto no se consigue con subida de impuestos indirectos como el IVA, ni abaratando el despido para que haya más parados.

Si les vendemos muchos productos a los chinos a través de grandes multinacionales que apenas pagan impuestos, como lo demuestran las estadísticas –de hecho, el peso fuerte de la contribución a los bienes comunes recae sobre las espaldas de los trabajadores-, aquí no se va a crear empleo, ni va a mejorar nuestro déficit.

Las que crean empleo son las pequeñas empresas nacionales y no esas grandes empresas que se mueven de un país a otro buscando el ahorro de los costes salariales, como si fueran aves de paso –eso sí, después de haberse beneficiado de las subvenciones que generosamente les hemos dado todos los españoles-.

A mí me parece reírse del mal del prójimo intentar mentir a la población haciéndonos creer que el final del túnel está cerca. Veo gente muy asfixiada todos los días. La suerte que tienen nuestros políticos son los lazos familiares tan fuertes que hay en nuestro país y que están haciendo de malla para que mucha gente no caiga en la desesperación.

Si pudiéramos calcular la de familias que son sostenidas por la pensión del abuelo o la abuela, ya sea dando de comer o pagando la hipoteca, nos avergonzaríamos más si cabe de nuestros gobernantes.

Según estudié, para que una Economía cree empleo debe crecer por encima del 3 por ciento. Si vemos los telediarios y las perspectivas de crecimiento, caeremos en la cuenta de que, para que eso ocurra, van a pasar muchos años. Salvo que alguien haga algo.

El otro día, viendo un programa de Jordi Évole sobre los recortes en investigación, me sorprendió una entrevista a un profesor de la Universidad que nos hacía la siguiente pregunta: ¿Qué modelo productivo queremos tener? Es decir, qué queremos producir, en qué queremos que se base nuestra economía… ¿Queremos seguir dependiendo del cambiante sector turístico y de un sector agrario que no es capaz de salir del sector primario sin transformación de la materia prima?

Ese es el gran problema: aquí nadie piensa hacia dónde vamos. Se han conformado con ahogarnos a impuestos para que Bruselas no nos grite por el déficit y con emitir deuda pública hipotecando hasta a nuestros bisnietos. Y ya está. Y se han sentado en sus cómodas butacas, a verlas venir.

Fuente: María Jesús Sánchez A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s