GUÍA PARA COMPRAR UN ROBOT

Publicado: 22 diciembre, 2014 en Comuniación
kibo
Muchos padres, deseosos de despertar el interés de sus hijos por la ciencia y la ingeniería, piensan que Navidad es una fecha propicia para comprar a sus vástagos su primer robot… pero desconocer la oferta existente puede resultar decepcionante y provocar que terminemos envolviendo como regalo un simple juguete de control remoto sin demasiado potencial educativo. Por eso, Quartz publicó recientemente una guía para ayudar a los padres a identificar a aquellos robots propicios para ofrecer horas y horas de diversión a sus hijos al tiempo que fomentan que un día puedan llegar a ser protagonistas de un artículo en esta sección de TICbeat. Además, como señalan desde Quartz, “2014 ha sido el Año del Robot” y numerosos productos nuevos de este tipo han desembarcado en el mercado.

Para los más pequeños (4-5 años)

  • KIBO: este robot (de simplista diseño) permite a los niños ‘programar’ usando bloques de madera con símbolos y colores, gracias a que el dispositivo es capaz de escanear los códigos de barras que incluyen. Además, KIBO es un proyecto financiado gracias al crowdfunding.
  • Dot & Dash: Dash and Dot son dos pequeños robots (uno más que el otro) que un niño puede manejar desde una aplicación móvil específica (parasmartphone o tableta), al que se le puede enseñar a reaccionar a eventos programándolo, por ejemplo, para que emita un sonido cuando su joven usuario aplauda.

Los que no parecen robots (en torno a 8 años)

  • Sphero 2.0: robot dotado de forma esférica y aspecto minimalista, puede ser controlado desde una app (Android o iOS)… o servir de mando a la hora de jugar a ciertos videojuegos. Cuenta con más de 25 apps diferentes para hacerle cambiar de color, interactuar con nuestras mascotas, etc.
  • Ollie: este robot esférico rodante (y personalizable mediante accesorios) comparte desarrolladores con el modelo anterior, y se maneja también desde una app.

Los robots por excelencia (de 9 años en adelante)

  • Remote Control Machines DLX: estamos ante un juguete capaz de transformarse en otros 20, lo que posiblemente agradezcan los peques de la casa. Constituye una excelente herramienta para enseñar ingeniería mecánica básica, pero no ofrece ninguna opción de programación.
  • LEGO Mindstorms EV3: el EV3 es la materialización de lo que mucha gente piensa que debería ser un robot programable, y constituye una transición perfecta del juego a la productividad. Su gran virtud es la amplia comunidad online que lo respalda con nuevas ideas. Su gran defecto, que muchas veces se lo terminan quedando los padres.

Fuente: ticbeat.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s