UN ARTÍCULO VIRAL…

Publicado: 16 junio, 2015 en Comuniación
GoAndLike: el botón para decir ‘me gusta’ del mundo offline

Probablemente, muchos de los consumidores asiduos de las redes sociales y los contenidos online estarán hartos de esos artículos cuyos titulares parecen calcados. “Este chico pidió ayuda en la calle. Lo que sucedió después te dejará sin palabras”, ¿os suena? Lo que quizá muchos no sepan es que a existen estudios que demuestran que esos titulares que pueden resultar agotadores están predestinados al éxito.

Jeff Foster firma un artículo en The Next Web en el que se hace eco de varias de estas investigaciones y señala las que, de acuerdo con las mismas, son las características que parecen reunir los contenidos que terminan volviéndose virales. Hemos elegido cinco.

–          Historias que despiertan emociones positivas. Parece que la risa funciona mejor que la pena y la tristeza a la hora de empujar a un usuario a compartir una historia online, algo que constituye el eslabón de transmisión de la viralidad. De acuerdo con un análisis de 10.000 artículos virales realizado por BuzzSumo, el 25% tenía la capacidad de despertar el asombro de los lectores; el 17%, risa;  el 15%, diversión y el 14%, alegría.

–          Titulares que aludan al lector. El uso del pronombre personal y de la segunda persona da a un artículo, de acuerdo con Buffer, una probabilidad más alta de que sea compartido de forma masiva. De la misma forma, el empleo de expresiones que se refieran a realidades concretas, como “este” o “esto”, también ayuda.

–          Listas con números. Quien esté habituado a leer en Internet sabrá de sobra que, de un tiempo a esta parte, las listas con números concretos de ítems (las 25 ciudades más bellas del mundo, 5 cosas que debes hacer para que te contraten en una entrevista de trabajo…) están de moda. Conductor realizó una encuesta entre usuarios a los que preguntó qué titulares les llamaban más la atención. El 36% escogió títulos que incluían numeración. Y el 17%, por cierto, optó por los que empezaban por “Cómo”.

–          Los contenidos largos. Hace tiempo que el equipo de plataformas como Google, Facebook y Medium ya trabaja para que sus algoritmos sean capaces de detectar contenidos de calidad, y en la mayoría de los casoscalidad suele ser asociada a extensión. Parece, según Foster, que el comportamiento de los lectores, que son más dados a compartir textos largos que cortos, refuerza esta teoría.

–          Dejar espacio a la curiosidad. Como siempre se ha explicado en las facultades de periodismo, el ansia de saber parece una de los mejores motores para que una noticia termine siendo leída de cabo a rabo. Estimular convenientemente la curiosidad del lector con un titular que deje una pregunta sin responder o sugiera algo más puede funcionar como fórmula de viralidad.

Fuente: ticbeat.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s